Descubramos el mundo de fantasía que guarda cada cuento

El propósito de la literatura es deleitar, es producir placer por lo bello, ya que es una manifestación artística que a través de las palabras despierta la emoción y promueve diferentes sensaciones…Promover actividades donde se encuentren los niños de los tres grupos: sala lila, sala naranja y sala verde facilita la participación de los más pequeños aún desde la observación de los niños más grandes. Esta observación supone un intercambio enriquecedor que propicia el reconocimiento de acciones, de expresiones, gestos y movimientos que se convierten en indicios que favorecerán futuras anticipaciones. (fuente: Diseño curricular para la Educación Inicial-Primer ciclo)

Mundo literario en Sala Naranja.

La escucha de diversos textos literarios, y la narración oral genera espacios de encuentro comunicación estrechando vínculos propiciando el gusto por lo literario liberando la fantasía fortaleciendo la apropiación de la lengua, y el pensamiento enriqueciendo vocabularios y repertorios. Docentes: Mariela y Verónica.

JUEGOS Y LITERATURA EN SALA LILA.

En la sala de bebés, el vínculo que se establece entre el niño y el docente es fundamental. A partir de este sentimiento, el adulto puede comprender lo que el niño comunica a través de la mirada, el llanto, los gestos, expresiones, los movimientos, la sonrisa.
El uso del SUM les permite ampliar su campo de exploración pero a la vez los desafía a desplazarse y descubrir otras opciones de movimiento. En esta etapa el niño comprende más de lo que puede expresar, por eso es fundamental la palabra del adulto, ya que la escucha de la lengua oral le permite al niño aprenderla.
La voz es una fuente inagotable de exploración para los bebés, la escucha y producción de sonidos con la voz aumenta y se complejiza desde su nacimiento y le proporciona la posibilidad de expresarse, comunicarse y conectarse culturalmente. Docentes: Roxana y Romina.