Niños felices, disfrutando día a día.

Durante este mes se ha notado un gran avance en la autonomía de los niños. Prolongaron su tiempo de atención, y así su disfrute en las distintas actividades. Les encanta jugar en el patio, apreciando los espacios verdes y sus beneficios.
Interactúan mucho más entre sí y con las docentes en las diversas actividades intrainstitucionales. Es grandioso ver como esos «bebés» tan pequeños que recibimos al comienzo del ciclo, se están convirtiendo en «niños» cada vez más capaces y más exploradores. Sala Lila. Docentes: Roxana y Romina.