«Aprendemos jugando» en Sala Verde.

«El juego es patrimonio privilegiado de la infancia y uno de sus derechos inalienables, por lo tanto resulta importante garantizar en el Jardín Maternal, la presencia del juego como un derecho de los niños. El juego ofrece a los niños oportunidades para el desarrollo de las capacidades representativas, la creatividad, la imaginación, la comunicación, ampliando la capacidad de comprensión del mundo para constituirse en miembro de una sociedad y una cultura» (Malajovich, 2000) Docentes: Roxana y Romina.