Jugando nos expresamos en Sala Verde.

El juego de ficción les posibilita a los niños incrementar su imaginación y su fantasía. En estas edades, disfrutan del juego con elementos no estructurados que sugieren muchos usos.
» Si sostenemos que el deseo de jugar produciendo diferentes escenarios es de naturaleza afectiva, emocional y cognitiva, la consideración de los temas y contenidos del juego está íntimamente relacionada con el deseo que los niños tienen por saber y saber hacer, de controlar a través del espacio lúdico parcelas de la realidad a las cuales habitualmente no se tiene acceso» (Sarle, 1999) Docentes: Roxana y Romina.