Explorando el espacio en Sala Naranja.

A partir de la marcha el mundo del niño cobra otra dimensión. La posibilidad de acercarse a los objetos y la nueva perspectiva que cobra el espacio desde una posición distinta de su cuerpo, le permiten una visión diferente de su entorno. Salir a la conquista del entorno es el desafío, para ello se involucran en actividades que les dan esa posibilidad: colocarse dentro de cajas grandes, túneles, escondites y cortinas de flecos.Docentes:Mariela y Romina.